Medialab-Prado

Crear un caldo de cultivo para el emprendimiento desde el conocimiento abierto.

Medialab-Prado es un laboratorio ciudadano de producción, investigación y difusión de proyectos culturales que explora las formas de experimentación y aprendizaje colaborativo que han surgido de las redes digitales, especialmente aquellas basadas en el conocimiento abierto. Es un programa del Área de Las Artes, Deportes y Turismo del Ayuntamiento de Madrid, gestionado por la empresa municipal Madrid Destino: Cultura, Turismo y Negocio.

En sus más de 12 años de trayectoria ha desarrollado un modelo de institución cultural pública basado en los principios del conocimiento abierto, que ha contribuido a construir y a enriquecer el ecosistema emprendedor. El proyecto ha alcanzado el reconocimiento local e internacional gracias al desarrollo de un modelo de funcionamiento propio que ha demostrado su sostenibilidad y ha generado importantes valores a un coste relativamente bajo: un gran número de proyectos producidos de gran calidad, una comunidad activa y creciente de usuarios y una red de colaboraciones a nivel nacional e internacional. Se ha afianzado como un referente en la cultura digital, y sus formatos de trabajo se han replicado en 16 ciudades del mundo.

El modelo de Medialab-Prado

Medialab-Prado se ha inspirado en las prácticas que han surgido de internet, el software y el hardware libre para habilitar una plataforma abierta que invita y permite a los usuarios configurar, alterar y modificar los procesos de investigación y producción.

A través de convocatorias abiertas se seleccionan proyectos propuestos por los propios usuarios y se hace una llamada a otros usuarios que quieran participar como colaboradores en su desarrollo. Diferentes actividades presenciales como los talleres de prototipado colaborativo y los grupos de trabajo y aprendizaje compartido sirven como lugar de producción de proyectos concretos y han permitido construir y sostener la comunidad de usuarios activos que configura Medialab-Prado.

Interactivos?’09: Ciencia de Garaje. Medialab-Prado, 2009.

El éxito de este modelo se basa en que crea contextos muy ricos por la diversidad de los participantes, ya que ofrece diferentes formas de participación que permiten la colaboración de personas con distintos perfiles (artístico, científico, técnico), niveles de especialización (expertos y principiantes) y grados de implicación, además de un espacio permanente de información, escucha y encuentro atendido por mediadores culturales que explican la naturaleza del espacio y ponen en contacto a personas con personas, a personas con proyectos y a proyectos con proyectos.

Medialab-Prado cuenta con herramientas on-line para la documentación de los proyectos y de las diferentes actividades que se celebran en su espacio. Los proyectos se documentan en una red social dedicada, y las conferencias, actuaciones y textos están accesibles bajo licencia libre en su archivo multimedia.

Fomento del emprendimiento desde el conocimiento abierto

Medialab-Prado ha generado beneficios en diferentes planos:

1. Formación y difusión de nuevos modelos de innovación y conocimiento abiertos con su programa de actividades.

El programa de actividades está compuesto por talleres de producción y de formación, seminarios y debates, reuniones de diferentes grupos de trabajo, meetups, muestras de proyectos, conferencias y otros eventos como conciertos y performances. Desde 2013, con la llegada al nuevo edificio de la Serrería Belga, el ritmo de actividad se ha incrementado considerablemente. Cabe destacar algunos ejemplos como los talleres internacionales de producción Interactivos? y Visualizar; los seminarios sobre cultura de redes Inclusiva-net; los grupos de trabajo como el de Periodismo de datos, IoT Madrid, Arduino, Street Food, Apicultura urbana, Traducciones Procomún, MadFab, Mad4Hacking, Drupal Mad, Data Analytics, U Theory, Bit Coin,  Mobiliario Open Source, Conversion Thurdays o Economía del procomún; las actividades y proyectos del Master Cultura, Ciudadanía y Comunicación Digitales; los hackathones y datatones como Ecohack (2014), Hackriculture (2014) y Global Game Jam (2011, 2012, 2014 y 2015); o los talleres de formación como los de introducción a la programación, CoderDojo, impresión 3d y fabricación digital.

¿Quién cuida a quién? Financiar para sostener lo que importa. Medialab-Prado, diciembre 2014.

Así mismo, en los últimos años se han celebrado numerosas actividades relacionadas específicamente con el emprendimiento: Mad Data, Juntas emprendemos, las Jornadas de Empresas del Bien Común, talleres de introducción al crowdfunding, el Encuentro Estatal para un Nuevo Modelo Energético  o Emprender en colectivo.

Taller de introducción al crowdfunding, Medialab-Prado, noviembre 2014

Emprender en colectivo. Medialab-Prado, junio 2014.

2. Creación de prototipos innovadores

En Medialab-Prado se han desarrollado multitud de nuevos proyectos en los talleres de producción. Algunos ejemplos son la construcción de una Rep-Rap Darwin en 2009 que marcó el comienzo de un laboratorio de fabricación digital; proyectos de visualización de datos como In The Air; proyectos de periodismo de datos como Energía Oscura, o proyectos de juegos experimentales como Level Head o Helium.

3. Innovación en metodologías

Medialab-Pardo se ha convertido en un referente en cuanto a metodologías para  el prototipado y el aprendizaje compartido. Sus formatos de trabajo se han replicado en diferentes ciudades del mundo: Ljudbiana, Dublín, Brighton, Birmingham, Nueva York, Buenos Aires, Salamanca, Gijón, San Sebastián, Valencia, México, Veracruz, Río de Janeiro, Sao Paulo, Rosario, Córdoba, Berlín y Lima.

4. Creación de comunidades

Medialab-Prado ha logrado construir una comunidad local e internacional que destaca por su diversidad de perfiles, que incluyen lo científico, artístico y tecnológico, lo acedémido y lo activista, lo profesional y lo amateur. Se trata de usuarios activos que desarrollan sus capacidades en el desarrollo de proyectos colectivos que benefician al bien común. En muchos casos las personas que participan en los proyectos de Medialab-Prado dan un giro a su trayectoria y emprenden nuevos proyectos profesionales propios o son contratados por empresas y universidades.

Un indicador que sirve para medir la construcción de comunidad en Medialab-Prado son aquellos proyectos que surgen del contexto y de las nuevas relaciones personales que Medialab-Prado propicia. Son proyectos que van más allá de lo que se hace en el laboratorio. Entre estos proyectos hay nuevas empresas e iniciativas basadas en el conocimiento abierto como Makerbot, Play the Magic, Login_Madrid, Ultra-lab, Hackity o Lummo.

Por estos motivos, Medialab-Prado es un nodo relevante en el ecosistema del emprendimiento basado en el conocimiento abierto. 🙂

Leave a Reply